Coches teledirigidos…

Bienvenidos queridos lectores a una entrada más de nuestra querida Perritafaldera. En el post de hoy os traigo una pequeña reflexión en relación a una serie de sucesos que han ocurrido últimamente en mi entorno y que afecta a mi círculo de amigos.

Siempre que me han preguntado si creo en el destino he respondido con un rotundo no; naturalmente es una pregunta muy subjetiva y cada uno opina diferente. En mi caso era una rotunda negación, y digo era.. Ya que debido a una serie de acontecimientos que han ocurrido en estos días puede que me piense un poco más la respuesta a esta pregunta.

A veces pienso cuan caprichoso es el susodicho destino, si es que existe. De vez en cuando me planteo si de verdad somos los dueños de nuestra propia existencia o encontramos situaciones que son imposible de… ¿Prever, calcular, controlar o decidir? ¿Algo superior a nuestro propio dominio?

Puede que un día te levantes por la mañana, desayunes, no se; puede que mientras te estés tomando el café matutino con tu madre, tu hermana o sencillamente solo, alces la vista y sonrías con algo de la televisión. o puede que mientras amueblas tu cabeza para el nuevo día que está empezando, topes con algún recuerdo que te haga entristecer o reír. Es probable que tras terminar el breve o contundente desayuno vayas a… Lavarte los diente, si, como cada mañana; un ejercicio aburrido… como siempre. Tras esto lo más seguro es que te refresques la cara y a continuación te vistas rápido porque llegas tarde a trabajar, a clase o a una una cita. Puede que mientras vayas caminando, conduciendo en coche o viajando en autobús hacia tu destino estés repasando mentalmente las tareas que tengas que realizar en ese día, o sencillamente no pienses en nada porque es demasiado temprano para empezar a organizar tu agenda mental.

Es probable que llegues a tu destino y el día transcurra con normalidad, o puede que aquel día que tu pensabas que sería un lunes, o un martes o un domingo cualquiera, acabaría siendo una fecha señalada, un día marcado en tu calendario; ya sea para bien o para mal, tu vida cambiaría en ese instante; mientras te tomabas el café de la mañana, o puede que mientras te lavabas; aburrido , los dientes, o en ese momento en el que salías de la casa.

¿Si realmente fuéramos los dueños y responsables de nuestro destino… deberíamos tener ese deseado derecho a elegir lo que nos suceda?………….. Lo dejo que lo meditéis. 

Gracias por leer y comentar 🙂

Anuncios

Despertando de mi letargo….

¡Hola queridos lectores! ¿Qué tal estáis? Hace tanto tiempo que no escribía que, incluso echaba de menos saludaros. Ha pasado casi un año, sin exagerar. La última vez que subí un post en mi querida Perritafaldera era 2013… WOOOW.

Naturalmente una no deja de escribir por gusto. La última vez que hice un parón tan grande fue debido a mi poca dedicación e inspiración a este espacio, pero ahora es diferente; ¡NO SACABA TIEMPO! Demasiado ocupada estudiando, tampoco es que no haga otra cosa… Tan solo era prácticamente imposible tener ideas para entradas teniendo la mayor parte del tiempo volcada en otra cosa.

Sin embargo, ahora mismo estoy algo más calmada con los estudios y puedo sacar tiempo perfectamente. Para la próxima (aunque espero que no vuelva a suceder) ya sabréis el por qué de mi ausencia. 

El que no haya estado escribiendo no quiere decir que haya parado de hacer cosas. A lo largo de todo este periodo he podido conseguir bastante material para el blog que seguro que os gustará. Por ahora aquí os dejo algunas foto hechas por mi a una buena amiga y otras algo más….. “a lo Perritafaldera”

Imagen

Imagen

 

Imagen

Imagen

Arranquemos páginas del calendario..

31 de Julio………….

AGOSTO………

SEPTIEMBRE…….

1 de Octubre, y justo aquí vuelvo a retomar mi curso. Casi más de dos meses sin escribir, al rededor de 60 días aproximadamente sin publicar ninguna entrada, sin recibir ningún comentario, sin apenas tener actividad en este blog…. En mi blog.

¿Qué ha pasado? Realmente….. Nada,
¿Por qué lo he hecho? No tengo ningún por qué contundente que disuelva todas vuestras dudas…. Me apetecía
¿Dónde he estado? Alejada. He de ser sincera y verdaderamente no quería responder comentarios, ni tampoco publicitar el blog en ningún otro espacio, simplemente un día me levanté y pensé…… Lo dejaré durante un tiempo ¿Seré capaz, o mi vida ha llegado a tal límite que no puedo prescindir de este mundo? A las pruebas me remito, he de reconocer que los primeros día me sentía CULPABLE por haber dejado todo esto de manera tan repentina, sin embargo poco a poco empecé a verlo desde otro punto de vista, comencé a apreciarlo desde fuera.

Al cabo del tiempo ¡ME OLVIDÉ QUE TENÍA UN BLOG! Y fue como si me quitara un peso de encima (me duele decirlo). No tenía esa ‘responsabilidad’ de escribir diariamente, no me desilusionaba por no recibir tantas visitas o comentarios como yo esperaba….

Sin embargo al alejarme de este mundo y recapacitar sobre el por qué un día decidí dejar de publicar entradas, me di cuenta que el problema fue la ilusión, esas ganas que tenía hace aproximadamente un año cuando empecé con ‘Perritafaldera’ habían desvanecido, y apenas quedaban los restos de aquel esfuerzo que mostraba meses atrás.

Observé que este blog durante el último mes y medio se había convertido en una CARGA, en una OBLIGACIÓN para mí….

Pasó agosto, y llegó el uno de septiembre, ¡Un mes sin escribir! Me da igual… No me apetece; pensaba, sin embargo el sentimiento de ‘culpa’ iba en aumento. Siguió pasando el calendario y seguía sin querer saber nada de todo esto, es más ni tan siquiera quería entrar en mi cuenta de WordPress para ver que todo seguía en orden…. Me daba igual

Sin embargo un día….. Explotó esa cosita que llevaba dormida durante dos meses, ese sentimiento que me hizo recordar mis comienzos en el mundo blogger. Eché la vista atrás y sentí esas ganas que tenía por escribir diariamente (cosa que ahora veo IMPOSIBLE) y el esfuerzo que me costó recibir mi primer comentario o mi primer seguidor. Y entonces fue ahí cuando…. Ya no me daba igual.

He estado varias semanas pensando sobre qué podría escribir, buscando temas interesantes o innovadores para volver por la puerta grande, pero…. NADA. Se me han ocurrido muchísimas ideas, pero no me sentía bien retomando este espacio dos meses más tarde con una entrada que no explicara mi ausencia. Por tanto y volviendo a esa esencia de la Perritafaldera de las primeras publicaciones, os muestro mi lado más sincero.

Espero que lo entendáis…..

PERRITAFALDERA.

20131001-201131.jpg